Un pecador debe escoger su tormento en el infierno

Un pecador va al infierno y un guía le indica los distintos tipos de tormento disponibles, de los cuales el pecador deberá escoger uno para toda la eternidad.

Contempla a otro pecador al que le arrancan las uñas y pregunta: Eso duele

¿verdad?, El pecador contesta: Una barbaridad; además, las uñas crecen y

vuelve el diablo para arrancármelas.

Pasa a otro lugar y ve otro pecador al que le arrancan la piel a tiras;

nuevamente pregunta: Eso debe ser horrible ¿verdad? Sí, contesta el

pecador...además, parece que cada vez la piel crece más rápido.

Finalmente, va a un lugar donde hay un hombre sentado plácidamente y

arrodillada una mujer practicándole sexo oral; el pecador recién llegado

sorprendido dice: Oiga ¿Éste está entre los tormentos disponibles? y el

hombre le contesta: Claro!!. Ante la respuesta, el pecador recién llegado

dice: Creo que ya he encontrado mi tormento...me quedo.

El hombre le dice: "Piénsalo bien que es para toda la eternidad" a lo que el pecador replica: "No importa; me parece una idea magnífica". Con expresión resignada, el hombre dice: "Está bien...levántate, muchacha, que ha llegado tu relevo".

Rosita, ¿Soy yo el primero que te pide hacer el amor?

Dime, Rosita: ¿Soy yo el primero que te pide hacer el amor? - Si -responde Rosita. Todos los demás me lo han hecho sin pedírmelo.

Mami, ya no soy virgen!

¡¡¡Mami, me acosté con mi novio, y ya no soy virgen!!!.
Entonces agarrá un limón verde y chupalo.
¿Y eso me va a devolver la virginidad?.
No, pero te quitara la cara de satisfecha y viciosa que
tienes.

¿En que se parece un hombre a un árbol de navidad?

¿En que se parece un hombre a un árbol de navidad?
En que las bolas las tiene de adorno

El marido desnudo en el jardín

En un día de un calor bárbaro, el marido sale del baño y le dice a su mujer:

- Gordita, hace mucho calor y tengo que cortar el pasto del jardín. ¿Qué crees que dirán los vecinos si salgo desnudo?

- Que probablemente me casé contigo por dinero...

Distribuir contenido