Diviértete con esta colección de chistes malcriados. Chistes cortos, largos, graciosos y malcriados. Los mejores chistes malcriados los encontrarás aquí.

Un japonés ingresa a los Records Guinness

A un programa de televisión asiste un japonés que ha ingresado a los Guinness Records debido a que ha hecho el amor al menos con una mujer de cada país del mundo.
El conductor del programa toma un mapamundi y al azar va escogiendo países y preguntándole sobre cómo es en el sexo cada mujer del mundo. Entonces, el conductor lo interroga: - Dígame, entonces, ¿Cómo es la mujer francesa?
- Bueno, la flancesa es muy tielna y hace el amol una y otla vez sin cansalse...
- ¿Y la egipcia?
- A la egipcia le gusta hacel el amol en conjunto. Estuve yo con tles o cuatlo al mismo tiempo...
- ¿La argentina?
- La argentina es la más fogosa. Estuve con una algentina dulante más de 12 holas, dándole y dándole... y nunca se cansaba...
- ¿Y la belga?
- La belga... la belga la tengo a la miselia...

Rosita, ¿Soy yo el primero que te pide hacer el amor?

Dime, Rosita: ¿Soy yo el primero que te pide hacer el amor? - Si -responde Rosita. Todos los demás me lo han hecho sin pedírmelo.

Mami, ya no soy virgen!

¡¡¡Mami, me acosté con mi novio, y ya no soy virgen!!!.
Entonces agarrá un limón verde y chupalo.
¿Y eso me va a devolver la virginidad?.
No, pero te quitara la cara de satisfecha y viciosa que
tienes.

Mamá, ¿podrías enseñarme a mantener satisfecho a mi marido?

La tarde de la noche de bodas, la hija le pregunta a la madre:
Mamá, ¿tú podrías enseñarme a mantener satisfecho a mi marido?.
Pues hija... -le contesta la señora un poco ruborizada- resulta que
cuando dos personas se quieren, hacer el amor es el acto más maravilloso Y
natural del mundo y...
Mamá, coger ya sé; lo que necesito aprender es a cocinar.

Pepito y la clase de lenguaje

El papá de Pepito decide irse a vivir a los Estados Unidos con toda la familia y Pepito ingresa a una escuela.
La maestra pregunta a Pedrito:
A ver Pedrito, deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
Bueno maestra, mi papá, mi mamá, mis hermanos, y yo, fuimos a comer a un restaurant, evidentemente que mi mamá no cocinó ese día.
Muy bien Pedrito, a ver Juanito deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
Mi papá, mi mamá, mis hermanos, y yo, nos fuimos a la playa, evidentemente que la casa quedó sola.
Muy bien Juanito.
A ver Pepito, deme un ejemplo de la palabra "evidentemente".
Bueno maestra, yo estaba sentado en el corredor de mi casa, y vi pasar a mi abuelita con el diario New York Times Paper, y dije: Evidentemente va a cagar, porque no sabe leer inglés.

Distribuir contenido