¿Que hace un gallego corriendo alrededor de una universidad?

¿Que hace un gallego corriendo alrededor de una universidad?...
Una carrera universitaria.

¿Qué hay que hacer para que un gallego se quede callado?

¿Qué hay que hacer para que un gallego se quede callado?...
Preguntarle en qué está pensando.

Dos gallegos sobre una moto

- Oye Jose, te estas rascando la cabeza con el casco puesto!
- Coño, hombre. ¿Acaso cuando te pica el culo te bajas los pantalones?

¿Por qué un gallego buscaría una caja en un gimnasio?

¿Por qué un gallego buscaría una caja en un gimnasio?...
porque necesita una caja fuerte.

Un gallego en una casa de citas

Un gallego llega a una casa de citas y pregunta:
- Ey, Hombre!, ¿Cuanto cuesta una prostituta?
- Bueno, depende del tiempo.
- Pues... supongamos que llueve...

Mamá, mamá, ¡no quiero comer estos fideos!

Mamá, mamá, ¡no quiero seguir comiendo más estos fideos verdes y azules!
¡Callate, hijo, o te arranco las venas del otro brazo!

Tengo mucho pelo, ¿Qué padezco?

- Doctor doctor tengo mucho pelo que padezco?
- padece un osito!

El general pregunta a los soldados sobre la patria

Estaban formados los soldados y en eso el general le pregunta a un soldado:
Soldado Maclovio, ¿Para usted qué es la patria?
Para mí la patria es como si fuera mi madre, general.
Muy bien muchachito, muy bien.
Soldado Cornelio, ¿Y para usted qué es la patria?
El soldado Cornelio se queda pensando y dice:
Para mí es como si fuera mi tía, general.
¿Y por qué?
Porque aquí, el soldado Maclovio es mi primo.

Dos locos quieren escaparse del manicomio

Estaban dos locos planeando escaparse del manicomio y uno le dice al otro:
Ve a ver el tamaño de la pared, si es baja la saltamos y si es alta tendremos que buscar otra forma de salir.
Va el loco a ver la pared, vuelve. Y el otro loco le dice:
¿Qué pasó?
No vamos a poder escapar.
¿Por qué?
Porque no hay pared.

Dos borrachos pescadores

Andaban dos compadres pescando, uno de ellos se encuentra una botella flotando, y al destaparla sale un genio.
Por haberme ayudado te concederé un deseo.
¿Ah, sí? ¡Quiero que toda el agua del lago se convierta en cerveza!
Al instante, toda el agua se convierte en cerveza y el compadre le dice:
¡Ahora si que nos jodimos, compadre! ¡Vamos a tener que orinar en el bote!

Distribuir contenido