Un abogado cobra 500 euros por tres preguntas

Un hombre va a un abogado y le pregunta:
- ¿Cuáles son sus honorarios por una consulta rápida?
- 500 euros por tres preguntas.
- ¿Tanto?
- Efectivamente... y dígame, ¿cuál es su tercera pregunta?

Elemental mi querido Watson

- Sherlock Holmes y el Dr. Watson se fueron a pasar unos días de campamento. Tras una buena cena y una botella de vino, se desearon buenas noches y se acostaron en sus respectivos sacos.

Horas más tarde, Holmes se despertó y llamó con el codo a su fiel amigo:

-Watson, mira hacia arriba y dime: ¿qué ves?

Watson contestó:

-Veo millones de estrellas...

-Y eso, ¿qué te indica? Volvió a preguntar Holmes.

Watson pensó por un minuto y plenamente decidido a impresionar a su amigo con sus dotes deductivas contestó:

-Desde un punto de vista astronómico, me indica que existen millones de galaxias y potencialmente, por lo tanto, billones de planetas.

-Astrológicamente hablando, me indica que Saturno está en conjunción con Leo

-Cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las 3:15 de la madrugada

-Teológicamente, puedo ver que dios es todopoderoso y que nosotros somos pequeños e insignificantes

-Meteorológicamente, intuyo que mañana tendremos un hermoso y soleado día

-Y a usted, ¿que le indica mi querido Sherlock?

Tras un corto silencio, Holmes habló:

- Watson, eres cada día más estúpido. Nos han robado la tienda de campaña.

La clase de biología en una escuela de señoritas

En una escuela muy exclusiva para señoritas, durante la clase de biología, el profesor pregunta:

- Señorita Camacho, podría usted nombrarnos la parte del cuerpo humano que, en las condiciones apropiadas, se expande hasta multiplicar su tamaño por seis, y explique cuáles son estas circunstancias.

La aludida se sonroja inmediatamente, pero se levanta y dice:

- Discúlpeme usted profesor, pero yo diría que esta no es la pregunta mas adecuada para hacerle a una dama. Prefiero no contestar.

Y a continuación se sienta. El profesor, sin inmutarse, dice:

- Señorita García, responda usted.

- La pupila del ojo, bajo iluminación muy débil.

- Correcto. Y ahora, señorita Camacho, déjeme decirle tres cosas.

En primer lugar, usted debería haber estudiado la lección. En segundo lugar, tiene usted una mente sucia impropia de una mujer de su posicion.

Y tercero, algún día se llevara usted una amarga decepción.

Diferencias entre el diario de un hombre y una mujer

1. EL DIARIO DE ELLA

El sábado por la noche lo encontré raro.
Habíamos quedado en encontrarnos en un restaurante para cenar.

Estuve toda la tarde de compras con unas amigas y pensé que era culpa mía porque llegué con un poco de retraso a mi cita, pero él no hizo
ningún comentario.

La conversación no era muy animada, así que le propuse ir a un lugar más íntimo para poder charlar más tranquilamente.

Fuimos a un bar y él se seguía portando de forma extraña.
Estaba como ausente. Intenté que se animara y empecé a pensar si sería por culpa mía o por cualquier otra cosa. Le pregunté y me
dijo que no tenía que ver conmigo. Pero no me quedé muy convencida.

En el camino para casa, en el coche, le dije que lo quería mucho y él se limitó a pasarme el brazo por los hombros, sin contestarme.

No sé cómo explicar su actitud, porque no me dijo que él también me quería, no dijo nada y yo estaba cada vez más preocupada.

Llegamos por fin a casa y en ese momento pensé que quería dejarme.

Por eso, intenté hacerle hablar, pero encendió la tele y se puso a mirarla con aire distante, como haciéndome ver que todo había terminado entre nosotros.

Por fin desistí y le dije que me iba a la cama. Más o menos diez minutos más tarde, él vino también y, para mi sorpresa, correspondió a mis caricias e hicimos el amor. Pero seguía teniendo un aire distraído. Después quise afrontar la situación, hablar con él cuanto antes, pero se quedó dormido.

Empecé a llorar y lloré hasta quedarme adormecida. Ya no sé qué hacer. Estoy casi segura de que sus pensamientos están con otra.

Mi vida es un auténtico desastre.

2. EL DIARIO DE ÉL

Hoy perdió la selección.
Al menos tuve sexo.

Durante un juicio por corrupción política

Durante un juicio por corrupción política, el fiscal interrogaba al testigo:
- ¿No es cierto que Ud. recibió una cantidad muy importante de dinero para obstruir la investigación?
El testigo con la mirada perdida se mantenía en silencio.
El fiscal creyendo que no le había oído repite la pregunta;
- ¿No es cierto que Ud. recibió una cantidad muy importante de dinero para obstruir la investigación?
El testigo con la mirada perdida seguía en silencio.
Finalmente el juez se dirige al testigo:
- Por favor responda a la pregunta
-¡Oh!, perdón creí que el fiscal se dirigía a usted Sr. juez.

Compadre, mi mujer se escapó con mi mejor amigo

Como le cuento compadre, mi mujer se escapó con mi mejor amigo.
-En serio, y ¿cómo se llama su mejor amigo?
-No lo sé, pero de hoy en adelante es mi mejor amigo.

Un señor vive el peor día de su vida

Un señor de mediana edad lleva una hora sentado en un bar mirando la copa sin beberla, cuando llega un camionero alto y gordo y se bebe la copa de un solo trago.

El pobre hombre se echa a llorar, y el camionero le dice:
¡Vamos, buen hombre, era solo una broma, ahorita le pido otra copa!

El señor le contesta: No, no es eso, es que hoy ha sido el peor día de mi vida.
Primero, llego tarde al trabajo y me despiden.
Luego, al llegar donde había dejado mi coche, veo que se lo habían robado.
Camino a mi casa y veo a mí mujer con otro hombre, y me vengo para acá, y cuando por fin iba a terminar con todo esto, llega usted y se toma mi veneno.

¿En qué se parecen las mujeres a los huracanes?

¿En qué se parecen las mujeres a los huracanes?
En que llegan fuertes y salvajes y se van con tu carro y tu casa.

¿Qué hacen las mujeres para matar un pez?

¿Qué hacen las mujeres para matar un pez?
Intentan ahogarlo.

Conversaciones antes y despues del matrimonio

Antes del matrimonio:
ÉL : ¡Sí!, Por fin. Que duro fue esperar.
Ella : ¿Quieres dejarme?
ÉL : NO! Ni siquiera lo pienses.
Ella : ¿Tú me amas?
ÉL : Por supuesto, una y otra vez
Ella : ¿Alguna vez me has sido infiel?
ÉL : Noo! ¿Cómo te atreves siquiera a preguntar eso?
Ella : ¿Me besarías?
ÉL : En cada oportunidad que tenga
Ella : ¿Te atreverías a golpearme?
ÉL : ¿Estás loca? No soy ese tipo de persona
Ella : ¿Puedo confiar en ti?
ÉL : Sí
Ella : ¡Mi amor!

Después del Matrimonio:
Lea de abajo a arriba :D.

Distribuir contenido