Un gordo en la cama

Era un señor tan gordo tan gordo pero tan gordo, que cuando se caía de la cama, se caía por los dos lados.