Mamá, mamá, ¡no quiero comer estos fideos!

Mamá, mamá, ¡no quiero seguir comiendo más estos fideos verdes y azules!
¡Callate, hijo, o te arranco las venas del otro brazo!