Elemental mi querido Watson

- Sherlock Holmes y el Dr. Watson se fueron a pasar unos días de campamento. Tras una buena cena y una botella de vino, se desearon buenas noches y se acostaron en sus respectivos sacos.

Horas más tarde, Holmes se despertó y llamó con el codo a su fiel amigo:

-Watson, mira hacia arriba y dime: ¿qué ves?

Watson contestó:

-Veo millones de estrellas...

-Y eso, ¿qué te indica? Volvió a preguntar Holmes.

Watson pensó por un minuto y plenamente decidido a impresionar a su amigo con sus dotes deductivas contestó:

-Desde un punto de vista astronómico, me indica que existen millones de galaxias y potencialmente, por lo tanto, billones de planetas.

-Astrológicamente hablando, me indica que Saturno está en conjunción con Leo

-Cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las 3:15 de la madrugada

-Teológicamente, puedo ver que dios es todopoderoso y que nosotros somos pequeños e insignificantes

-Meteorológicamente, intuyo que mañana tendremos un hermoso y soleado día

-Y a usted, ¿que le indica mi querido Sherlock?

Tras un corto silencio, Holmes habló:

- Watson, eres cada día más estúpido. Nos han robado la tienda de campaña.