Mami, ya no soy virgen!

¡¡¡Mami, me acosté con mi novio, y ya no soy virgen!!!.
Entonces agarrá un limón verde y chupalo.
¿Y eso me va a devolver la virginidad?.
No, pero te quitara la cara de satisfecha y viciosa que
tienes.