Una mujer borracha en la cantina

Doctor, me siento mal, todo me da vueltas, además me arde el
corazón
Mire Sra., en primer lugar no soy doctor, soy cantinero; en segundo
lugar, usted no está enferma, está borracha; y en tercer lugar no le arde
el corazón, ...... tiene una teta en el cenicero.